La vestimenta de la virgen del rosario de la Comunindad de Tlaltenango, Zacatecas

La fe es un término propio de la religión que se refiere al acto de creer ciegamente en algo Y sin poner a prueba, los milagros son cuestión de fe, estos en su mayoría son adjudicados a un santo o una virgen con la denominación que cada creyente emplee, hablar de la virgen del Rosario de Cicacalco es hablar de fe, de milagros, de tradición y de costumbre.

Para la comunidad la imagen de la virgen del Rosario es una joya de valor incalculable que por cientos de años ha sido venerada con gran fervor, creer en sus favores ha sido el factor para que su nombre trascendiera, pues creyentes de otros lugares visitan su templo con cierta frecuencia y participan anualmente en su romería.

Es pues la fe uno de los pilares que mueve a la comunidad a conservar sus tradiciones y costumbres manteniendo de pie sus creencias en la virgen del rosario, más allá del ámbito religioso, la fe está presente en el desarrollo y actuar de todos los seres humanos.

Desde este punto vista no podríamos funcionar en el mundo sin la fe o convicción sobre el orden y desarrollo de las cosas, aunque en la mayoría de los casos no contemos con las pruebas ni los conocimientos como para “probar científicamente” estas convicciones, sencillamente creemos en ellas.

Por tal motivo movidos por la fe o los favores recibidos hacemos presentes a la virgen del Rosario sacrificios y regalos como el otorgarle año con año su vestido para que luzca hermosa como lo que es y lo que representa para la comunidad y para el pueblo de Tlaltenango, no hay mucho que decir sobre su vestimenta si no que toda ella es parte de la fe y de sus milagros.

Estas imágenes que se dan a conocer sobre los vestidos son parte de ese fervor religioso con que se le ama y venera a la Santísima Virgen del Rosario de Cicacalco esta muestra es tan solo parte de tantos que sus creyentes le han obsequiado